Exsecretario de la FFAA se abstuvo de declarar en el interrogatorio por Tucano



República Dominicana/SANTO DOMINGO. El exsecretario de las Fuerzas Armadas, general Pedro Rafael Peña Antonio, precisó ayer informaciones al Ministerio Público respecto a la compra de ocho aviones Super Tucano, para lo cual la Empresa Brasileña de Aeronáutica pagó US$3.5 millones.

Según informó el abogado Perfecto Acosta, el general retirado de la Fuerza Aérea se abstuvo de declarar, pero que se hicieron algunas precisiones sobre el supuesto enriquecimiento ilícito que le imputa la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA).

“Hoy vuelve de nuevo y entonces, generalmente las preguntas estuvieron basadas en el interrogatorio anterior, entonces dada que la mayoría de las preguntas eran las mismas el general se abstuvo de declarar”, argumentó Acosta a su salida del interrogatorio, encabezado por el procurador Jean Alain Rodríguez, y Laura Guerrero Pelletier, directora de la PEPCA.

Destacó que el caso lleva 10 meses de investigación, y fue declarado complejo, pero que se han podido dar cuenta de que no existen elementos que comprometan la responsabilidad penal del general.

“No podríamos verla como pérdida de tiempo, porque se aclararon muchas cosas, informaciones que quizás no estaban del todo claras, y nosotros se la aclaramos, porque aquí hay una imputación de soborno y estamos hablando de un exoficial que ocupó cargos al más alto nivel en las Fuerzas Armadas de nuestro país, y que tiene una vida impecable”, refirió el abogado. El exsecretario es investigado por los sobornos en la compra de los Tucano y el presunto enriquecimiento que se ha podido observar en su patrimonio durante el período comprendido entre agosto 2008 y agosto 2010 cuando desempeñó esas funciones, según la Procuraduría.

Por este caso también son imputados el coronel de la Fuerza Aérea, Carlos Piccini, y los empresarios Daniel Aquino Méndez y Daniel Aquino Hernández.



SHARE THIS