¡Cuidado! Hoy es martes 13



SANTO DOMINGO. “Hoy es martes 13, ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes”. Este es uno de los refranes que personas aplican un día como hoy: martes 13, conocido en el mundo de la superstición como “Día de la mala suerte”.

El número trece fue considerado desde la antigüedad de mal augurio, ya que en la Última Cena de Jesucristo había doce apóstoles y Jesús. Se considera a Judas el traidor como el número 13. La Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al Anticristo y a la Bestia.


Creer en esta superstición obliga a la gente a abstenerse de ciertas acciones, como pasar por debajo de una escalera; derramar sal en la casa; casarse; viajar; tomar decisiones importantes; cortarse el pelo; romper un espejo, y tener un gato color negro.



En el libro bíblico de las Revelaciones aparece la llegada del anticristo en el capítulo 13, lo cual coincide con la carta que representa a La Muerte en el Tarot.

La cábala judía se refiere a los 13 espíritus del mal, y fue un 13 de octubre de 1307 cuando más de cien caballeros templarios fueron arrestados en Francia por el rey Felipe IV.

Para el escritor Marcos Rafael Blanco Belmonte, el origen de la fecha aciaga en su país se vincula con el martes 13 de junio de 1276, cuando la población de Játiva (actual Valencia) fue tomada por los musulmanes.




Si bien en algunos lugares del mundo el día al que hay que temer es otro (el viernes 13 para muchos países anglosajones, o el viernes 17 en Italia), está claro que el día de hoy no es un día más en gran parte del planeta.

Hoy se podrán escuchar los tradicionales “martes, no te cases ni te embarques”, tal vez con el añadido “ni de tu casa te apartes”, o en poblaciones rurales “martes, ni hijo cases ni cochino mates”, o el más complejo “martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases ni tu ropa tajes”. Y cada cual podrá decidir cuán en serio toma estas advertencias, o calcular cuántas veces en su vida un martes 13 fue especialmente malo o, por el contrario, sorpresivamente bueno.






SHARE THIS