Alemania llama a acumular comida por 10 días ante un posible ataque



Veinticinco años después del fin de la Guerra Fría, Alemania ha decidido poner en marcha un nuevo plan de defensa civil. Incluye instrucciones para que la población acopie comida y agua para varios días ante la eventualidad de un ataque militar convencional enemigo, pero también para reaccionar ante hipotéticas agresiones terroristas, grandes catástrofes naturales, guerra cibernética y ataques químicos, biológicos o atómicos.


"Un ataque sobre el territorio de Alemania que requiera utilizar mecanismos de defensa convencionales es poco probable", señala el informe redactado por el Ministerio del Interior germano, “pero el país debe estar suficientemente preparado para la posibilidad de que se concrete una amenaza".


Una de las medidas propuestas es la recomendación de acopiar reservas suficientes de agua para cinco días, lo que se calcula serían unos dos litros de agua diarios. También se insta a la población a guardar comida suficiente para diez jornadas. 

El plan contempla situaciones de emergencia en caso de que se interrumpa el suministro de agua o de electricidad y una serie de medidas por si hubiera una amenaza química, atómica o biológica, o en caso de que se produzcan ataques cibernéticos.


El nuevo plan dado a conocer por el ministro de Interior, Thomas de Maizière, pone énfasis en el acopio de medicamentos, planes de urgencia ante un corte del suministro de agua o de la electricidad y medidas de protección ante un eventual ataque con armas químicas, biológicas y radioactivas.


SHARE THIS