BAJO FUERTES MEDIDAS DE SEGURIDAD ENTIERRAN AL SICARIO “JOB”



Santiago.- Bajo una vigilancia extrema fue sepultado el condenado sicario José Miguel Rodríguez Almonte conocido como (Job), luego de ser velado en la funeraria Inavi, del sector de Gurabito.

El padre del  hombre que estuvo al servicio del capo boricua José David Figueroa Agosto, no cree la versión de que su hijo haya muerto en un intercambio en la cárcel.

“Como va hacer un intercambio si él estaba bajo extrema seguridad; como le van a meter una arma, seria los mismos que lo mataron que se la dieron. Él es derecho y lo que lo mataron se equivocaron porque se lo pusieron en la mano izquierda, “Idiotas”, expresa Miguel Rodríguez.

Durante todo el camino del entierra de “Job”, más de 15 unidades de la Policía vigilaban el área así como miembros de los Swat, y un equipo de investigadores.

La familia prometió ofrecerá una rueda de prensa en torno a la muerte de “Job”.

“Compañeros de celda de “Job”, quiero mandarle un mensaje de amor, de paz y de tranquilidad”, dice.





En agosto de 2012 la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional confirmó la condena a 30 años de prisión contra José Miguel Rodríguez Almonte y otros cuatro presuntos sicarios al servicio del capo boricua.

Al grupo se le atribuía encabezar una banda desde la cárcel que mataba y atracaba, sindicándoseles las muertes de Omar Lantigua Polanco, en el centro comercial Carrofour; de Vienesa Cesariana Capellán, "Bianca La Gorda", así como la de Rubén Soto Hayet, propietario de la Plaza Francesa, y de la agresión de Marino Popoter, subdirector de Seguridad del Modelo Penitenciario.

Recientemente murió en un enfrentamiento uno de los sicarios al mando de Job, a quien se le encontraron varios celulares con comunicaciones recientes con su jefe, así como fotos de casas y personas, contra las cuales alegadamente existían un plan para asesinar a varias personas.


SHARE THIS