PARA 2035 SE ESPERA AUMENTO DE CASI UN 60% EN ENFERMEDAD DE DIABETES EN CENTROAMÉRICA.



República Dominicana.- De acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Diabetes, la diabetes es un problema de salud pública en la región de Centroamérica que irá en aumento, ya que, se espera que para el 2035 el número de personas con esta enfermedad se incrementará casi en un 60%, lo que equivale a 38.5 millones de pacientes a comparación de los 24.1 millones que existen actualmente. 

A fin de entender y analizar los retos por vencer sobre el padecimiento como el número creciente de casos, el alto porcentaje de personas no diagnosticados y la efectividad de los tratamientos la Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición reunió a especialistas internacionales y nacionales en el XVIII Congreso Dominicano de Endocrinología: Avances en la terapia farmacológica de patologías endocrinológicas.

Entre los grandes retos que enfrentan los especialistas destaca el control de la diabetes tipo 2, el cual es más complejo y controversial que hace unos años pues existe una gran variedad de opciones terapéuticas disponibles, sin embargo, se ha manifestado una preocupación inherente por los efectos adversos que puedan presentarse en los pacientes y por las dudas que surgen de cómo un intensivo control glucémico puede o no beneficiar el desarrollo de complicaciones, aunado a la falta de confianza por parte de los profesionales de la salud en el uso de la nuevas moléculas. 

Bajo este contexto, la Dra. Ruth Báez, Presidente de la Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición, comentó: “Hoy en día tenemos la ventaja de contar con nuevas moléculas que toman en cuenta todos los trastornos fisiopatológicos relacionados con la diabetes, permitiendo que el paciente reciba un tratamiento personalizado e integral, teniendo presente, que las metas de control no son las mismas para todos. 

Nuestra obligación como médicos es estar alertas a la información que se nos oferta sobre los nuevos tratamientos. Anteriormente, la mayoría de las terapias estaban dirigidas a estimular la secreción de la insulina, hoy en día, estas nuevas opciones, ayudan de una manera más fisiológica, con menos riesgos y con otros beneficios como la pérdida de peso y menor riesgo de hipoglucemia, y el paciente tiene el derecho a saber esto”. 

Por su parte, bajo la premisa del consenso publicado en 2012 por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) en conjunto con la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), recomiendan la individualización del control y del tratamiento de la enfermedad dependiendo de la edad del paciente, de la presencia de comorbilidades, de la expectativa de vida, e incluso del punto de vista económico para lograr un mejor control de la enfermedad aunado a la nueva generación de tratamientos, los cuales representan una mejor oferta para los pacientes y les permite un mejor control del trastorno metabólico y una propensión al retardo en el desarrollo de las complicaciones crónicas decantando en una mejor calidad de vida.

Para tener un control adecuado de la diabetes, se debe iniciar tratamiento farmacológico junto con cambios en el estilo de vida, al momento del diagnóstico. En el estudio UKPDS, del Reino Unido, se demostró que el control de la diabetes 2 recién diagnosticada fue más efectivo cuando el manejo se inició con un fármaco. Hoy en día, existe una gran variedad de herramientas para hacer frente a la enfermedad y sus complicaciones que afectan la calidad de vida de quienes la padecen.


SHARE THIS