CASO MONSO SÁNCHEZ ESTA EN EL LIMBO A UN AÑO DE SU DESAPARICIÓN



República Dominicana/Santiago.- Al cumplirse un año del rapto del comerciante Ramón Antonio Sánchez Grullón, a pesar de que cinco personas guardan prisión con imposición de medidas de coerción, el cuerpo no aparece ni vivo ni muerto.

Durante el proceso investigativo, el ministerio público interrogó a prácticamente a 60 personas entre parientes y agentes policiales, mientras los familiares ofrecieron una recompensa a quienes ofrecieran información. Monzo como era conocido en la comunidad de Villa Trina, presuntamente fue raptado por desconocidos el pasado 27 de noviembre del 2013. 

Al caso que en principio asumió el fiscal titular la provincia Espaillat José Aníbal Carela, se han sumado los fiscales Fernando Martínez y Miguel Ramos de la unidad contra violencia física en Santiago. Aunque el ministerio público afirma avanza en el proceso, al parecer sin el cuerpo, pudiera caer en el limbo. Los nueve hijos del comerciante han pedido en varias oportunidades que  que se haga una investigación abierta, que se realice sin ataduras y sin distinción de personas civiles o no.

 El hecho se produjo en la residencia de Sánchez Grullón de 85 años, ubicada a escasos metros del cuartel policial del distrito municipal de Villa Trina.

Víctor Sánchez, ex fiscal de Moca, presidente del Partido Revolucionario Dominicano en una ocasión hasta mostró su indignación cuando el jefe de la Policía Manuel Castro Castillo dijo que el caso estaba resuelto, pese a que no presentaron el cuerpo.  Aunque se hicieron dos levantamientos en Navarrete y La Vega, tras apresar a tres supuestos implicados, nunca dieron con el paradero.



SHARE THIS