EN 10 AÑOS HAN MUERTO MÁS DE 30 MIL NIÑOS EN EL HOSPITAL ROBERT REID CABRAL




República Dominicana.-  El Dr. Carlos Sánchez, médico y Secretario General de la Alianza por la Democracia, dijo hoy que el Gobierno confunde la población y desvía la atención de las reales condiciones del sector salud dominicano con la medida demagógica de la sustitución del ministro de Salud Pública y de la directora del hospital infantil  Dr. Robert Reid Cabral, destacando que prácticamente todos los centros de salud pública funcionan en condiciones sumamente precarias.

Expresó el galeno y dirigente político que la directora y el cuerpo médico del hospital infantil venían reclamando desde hace tiempo que se  atendieran los requerimientos urgentes del centro para enfrentar algunas de sus más graves deficiencias. Se preguntó si la cancelación de la directora no es una venganza absolutamente injustificada frente a los reclamos del personal médico.

Sostuvo que la comisión que presentó el informe sobre los niños que fallecieron el fin de semana pasado en el hospital Robert Reid Cabral, dejó completamente de lado el contexto en que se produjeron las lamentables muertes, así como  la realidad socioeconómica que está padeciendo el pueblo dominicano.  En ese orden, dijo que la tasa de mortalidad infantil del país es una de las más altas de la región, y que durante los últimos tres gobiernos del PLD han muerto más de 30,000 niños,  la mayoría de ellos por causas evitables.

El  doctor  Sánchez manifestó que el sistema de salud dominicano colapsó hace tiempo y que durante los últimos 10 años indicadores de salud como las tasas de mortalidad materna y la infantil se estancaron y no experimentaron mejoría considerable, mientras que las muertes por enfermedades transmitidas por vectores aumentaron considerablemente, como el dengue y la leptospirosis, que son enfermedades que tienen mucho que ver con la condiciones de pobreza y hacinamiento extremo en que vive cerca del 40% de los dominicanos.

Destacó que la falta de voluntad política de los gobiernos del PLD ha impedido que se inviertan los recursos económicos necesarios y se continúe con las reformas del sector, pendientes desde  2001. Agregó que por esta razón el sistema opera en base a instituciones inoperantes y viciadas.  Según el informe de Indicadores Básicos de Salud de la República Dominicana, 2013, publicado por el Ministerio de Salud Pública y la Oficina Panamericana de la Salud (OPS), el gasto en salud como porcentaje del PIB para el año 2012 apenas alcanzó un 2.8%, muy por debajo del gasto promedio de la región y uno de los más bajos de las Américas.

“Al inicio de su gobierno, Danilo Medina visitó los hospitales Morgan, Darío Contreras y  Moscoso Puello, pudiendo constatar con sus propios ojos la realidad vivida en los centros asistenciales de salud y, ¿qué hizo? ¡Nada!, todo  fue un show mediático”, enfatizó.    Recordó que el sistema de salud dominicano se encuentra fragmentado y que mientras los pobres son atendidos en hospitales que se hallan totalmente desabastecidos, sin recursos, con un personal desmotivado y altamente partidarizado por el propio gobierno, los ricos son atendidos en el subsector privado o fuera del país.

“Este es un sistema altamente excluyente y discriminatorio para los más pobres”, sostuvo.  Precisó, además, que la cobertura de salud del Sistema Nacional de Seguridad Social apenas alcanza en estos momentos el 54% de la población nacional, y que la mitad de ésta pertenece al Seguro Familiar de Salud del régimen subsidiado que provee apenas 3,000 pesos anuales para gasto de medicamentos.

Terminó diciendo que la estructura hospitalaria del Gran Santo Domingo, construida en su mayor parte a finales de la década del 50 del siglo pasado, se encuentra desbordada por el crecimiento de la población y la falta de tecnologías apropiadas.


SHARE THIS