PROTESTA DE TRABAJADORES HAITIANOS EN RD DEJA UN MUERTO, 13 HERIDOS GRAVES Y 20 HERIDOS LEVES




JIMANI.-Un muerto, 13 heridos graves y 20 con heridas y contusiones leves habría sido el saldo de víctimas de los disturbios que se produjeron la tarde del sábado en el distrito municipal de Boca de Cachón, de Jimaní, donde más de 300 obreros haitianos y algunos dominicanos se amotinaron en reclamo del pago de varias quincenas de jornales atrasados.

Durante la insubordinación de los obreros, que trabajan en un proyecto de 567 casas, construidas por el gobierno para formar el nuevo pueblo de Boca de Cachón, fueron incendiadas dos viviendas y una carpa de los ingenieros constructores. Una de las viviendas era ocupada por la oficina de la Dirección de Promoción de las Comunidades Fronterizas, que dirige el general Rafael de Luna Pichirilo, uno de cuyos guardespaldas resultó herido cuando los haitianos atacaron a pedradas las oficinas.

Aunque el jefe del Ejército de la República Dominicana (ERD), mayor general Rubén Darío Paulino Sem, informó ayer que sólo había dos heridos graves y unos 40 detenidos, fuentes policiales dijeron a este diario que 13 personas habían sido trasladadas al Hospital Regional de Barahona y otros centros, mientras que en los hospitales de Jimaní y La Descubierta fueron atendidos y despachados unos 20 heridos y golpeados.

La víctima mortal fue el haitiano Charles Ronnin, de 27 años, cuyo cadáver permanecía en la morgue del Hospital Jaime Mota, de Barahona, pasadas las 5:00 de la tarde de ayer. El mayor general Paulino Sem dijo que los detenidos en el destacamento de Boca de Cachón son depurados y que de acuerdo a la implicación de cada uno, podrían liberarlas hoy o sometidas a la justicia.

En tanto que el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, justificó los apresamientos señalando que una turba de cientos de haitianos atacó a pedradas y con palos a las tropas policiales y los miembros del Cuerpo de Seguridad Fronteriza (Cesfront), que trataban de intervenir junto al Ministerio Público, para persuadir a los insurrectos.

Dijo que los insubordinados lanzaron piedras a camiones, vehículos y oficinas, e incendiaron neumáticos viejos y basura para obstruir las vías, y que hubo enfrentamientos entre grupos de haitianos y dominicanos empleados y trabajadores del proyecto que defendían sus propiedades.

Según las autoridades, los obreros reclamaban que les pagaran los jornales correspondientes a la última quincena de febrero, que se había retrasado por el feriado de la Independencia y por trámites bancarios. “Se acordó con un grupo de ellos pagarles el lunes, pero otro grupo no aceptó la propuesta y se lanzaron a bloquear carreteras, incendiar objetos y agredieron las fuerzas militares y del orden público”, dijo el jefe policial Castro Castillo.

EL NUEVO PUEBLO QUE CONTRUYE EL GOBIERNO
Ayer los jefes del ERD y la PN hablaron sobre el incidente en la catedral de Santo Domingo, donde fue oficiada una misa por el 78 aniversario de la fundación de la Policía. En la construcción del nuevo pueblo de Boca de Cachón, cuyo terrero original fue anegado por las aguas crecidas del lago Enriquillo, trabajan unas 1,050 empleados, de los cuales 450 son obreros inmigrantes haitianos con estatus irregular en el país.

El nuevo pueblo de Boca de Cachón, además de las 567 viviendas, tendrá escuelas, parques, estancia infantil, liceo politécnico, mercado, centro comercial, clínica de atención primaria, cementerio, asilo, planta de tratamiento de aguas y otros.


SHARE THIS