LA LUCHA DE LOS CIUDADANOS CONTRA LA CORRUPCIÓN


Que un 9 de diciembre se haya realizado una exitosa manifestación contra la impunidad y la corrupción quiere decir algo a lo que no están acostumbrados los dominicanos y dominicanas.

Diciembre es un mes festivo y de celebración. El Estado, que es el principal empleador del país, con más de 700 mil empleados, previamente había comenzado el pago de la regalía pascual. El sector privado ya había comenzado a hacer lo mismo. Por tanto, hay dinero en manos y ofertas en las tiendas como para entusiasmar a la gente.

Sin embargo, miles de personas decidieron pasar por alto esos factores tradicionales de celebración, y congregarse en el Malecón, para reclamar rechazo a la impunidad y a la corrupción que ha afectado a la sociedad dominicana en los últimos años, con el riesgo de que el gobierno auspicie que ese festival pase desapercibido para la justicia.

La ciudadanía está expresando una voluntad clara que no indiferencia. La población está exigiendo justicia. Y lo hizo pacíficamente, con una concentración original y masiva frente al mar. El día escogido es precisamente reconocido a nivel mundial como Día Internacional Contra la Corrupción.

Desafiando el ambiente de fiesta, que busca ignorar los hechos recién denunciados, y resistiendo las lloviznas y el sol, la población quiso hacer su propia fiesta exigiendo al gobierno combatir la corrupción, perseguir a las corruptos y recuperar parte del dinero que entiende fue distribuido entre los amigos y funcionarios de la anterior administración del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana.

Los que reclaman que el gobierno se someta a la legalidad y persiga la corrupción, son personas de todas las edades y de todos los puntos del país. Este domingo hubo expresiones parecidas en la capital y en varias ciudades de las cuatro regiones. Es un grupo de personas que quiere hacerse oir, que desea ser atendido en su reclamo ante las autoridades. Y que es un deber del gobierno poner atención a lo que con tanto empeño se le solicita.

La Organización de Estados Americanos y la Organización de las Naciones Unidas recordaron este domingo como un día de compromiso de los gobiernos para investigar, impedir y sancionar la corrupción como quiera que se presente. Es una oportunidad la que tiene el gobierno dominicano, con el apoyo de una gran parte de la población que se moviliza, para demostrar que tiene interés en perseguir y sancionar la corrupción.

Ojalá haga caso, y no se consuma en la defensa de quienes no tienen forma de demostrar que los bienes adquiridos, tanto en su nombre como en nombre de terceros, no hay manera de ocultarlos.



Fuente: Ariel Díaz/Alejo/Acento.com.do
  

SHARE THIS